Pasar al contenido principal

La violencia en Gaza se contagia en Francia Violentos incidentes en París.

María Laura Avignolo

Marchas pro palestinas en la capital francesa y sus suburbios derivaron en robos, saqueos, negocios y autos incendiados, en ataques a la comunidad judía

Los efectos del bombardeo israelí en Gaza y sus víctimas civiles están teniendo inquietantes consecuencias en Francia, entre musulmanes y judíos. Un día después de los violentos incidentes en una marcha pro Palestina prohibida en París, otra manifestación no autorizada pro Palestina en Sarcelles, en los suburbios de la capital francesa, el fin de semana, degeneró con ataques a una sinagoga y a un mercado kosher de la comunidad judía, muy amplia en el área. Hubo robos, saqueos, negocios arrasados y quemados, y autos incendiados. Dienueve personas fueron detenidas y tres policías quedaron heridos en los enfrentamientos. El gobierno socialista está siendo criticado por la UDI y el Frente Nacional por la prohibición de las manifestación , con el argumento que solo inflamara aun mas los ánimos.

Un aire de conflicto religioso racial en Sarcelles, llamada "la pequeña Jerusalén" francesa, por la presencia de muchos judíos sefardíes llegados de África del Norte. El fenómeno inquieta al gobierno socialista que ha elegido la firmeza, porque puede expandirse, por otras razones que la explosión social del 2005.

"Atacar una sinagoga, un almacén kosher es simplemente del antisemitismo", denunció el primer ministro Manuel Valls, tras denunciar firmemente la violencia. "Lo que ha pasado en Sarcelles es simplemente intolerable" y "nada puede justificar la violencia" dijo.

El ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve visitó ayer Sarcelles, después de los violentos incidentes y saqueos del domingo al atardecer. Dijo que eran "hechos graves e intolerables".

"Uno puede en la república expresar su indignación. Uno puede decir que quiere que la paz se imponga sobre la guerra y que los chicos de Gaza sean protegidos frente a la muerte. Pero que lo que es intolerable es que ataquen sinagogas y comercios porque sus dueños son judíos", dijo el ministro del Interior socialista.

Cazeneuve deploró "este acto de irracionalidad". "Yo mismo he manifestado muchas veces por un estado en Gaza. Hoy pienso que debemos tener un estado Palestino. Pero nos equivocamos en considerar que ésta causa puede ser defendida en el odio a los judíos", aseguró.

El ministro justificó la prohibición de la manifestación en Sarcelle. "Si no la hubiera prohibido, sin duda hubiera sido peor", dijo. Al mismo tiempo y frente a las nuevas manifestaciones por Palestina organizadas para el próximo 26 de julio, el ministro aseguró que no hay prohibición general de manifestaciones pro palestinas: "Si ellas se producen en la calma, se mantendrán".

El gobierno de François Hollande decidió prohibir las manifestaciones en ciertos lugares sensibles, como Sarcelles y París. Fue después que una semana atrás, en una manifestación pro palestina, un pequeño grupo de manifestantes atacara una sinagoga en la rue de Tournelle, en el barrio de la Bastilla, y en la rue de la Roquette en la capital francesa.

Las organizaciones pro palestinas decidieron marchar, aun sin autorización. Las marchas degeneraron el sábado en violentos incidentes en el barrio de inmigrantes de Barbes,en París, que dejaron 38 detenidos y 14 policías heridos en los disturbios.

La situación se repitió el domingo en Sarcelles. A pesar de la prohibición de manifestar, en Val d'Oise, que tenía al ex frustrado candidato presidencial socialista Dominique Strauss Khan como diputado hasta que estalló su escándalo sexual, un centenar de personas desafiaron la prohibición. Comenzaron a marchar en calma, en medio de un fuerte dispositivo policial, hasta que la situación degeneró a media tarde. Una farmacia fue asaltada e incendiada. Una señora mayor que se encontraba en su interior fue hospitalizada a causa de los gases.

Una sinagoga fue atacada con bombas molotov y la policía evitó su incendio. Una pizzería y una empresa de pompas fúnebres también fueron atacadas. La policía reprimió con gases lacrimógenos y balas de goma. Algunos manifestantes respondieron con piedras y bombas molotov. El negocio de comida Kasher Naouri, que ya había sido atacado con granadas en septiembre del 2012, fue completamente quemado.

La violencia en los suburbios de París muestra hasta dónde los bombardeos israelíes y el conflicto en Medio Oriente van a tener un efecto inmediato en las sociedades europeas, donde viven poblaciones musulmanas y judías, ambas con sectores minoritarios muy radicalizados. En Francia viven 6 millones de musulmanes y 650.000 judíos. Muchos de los judíos en Francia creen que "hay una ola de antisemitismo" y han decidido emigrar a Israel.

"No hay que generalizar. Es una pequeña minoridad de la comunidad musulmana", dijo Roger Cukierman, presidente del CRIF, que reúne a la comunidad judía en Francia

El gobierno socialista quiere defenderse de esa ola de acusaciones por la prohibición de las marchas pro palestinas. Pero también teme que el lenguaje de los jóvenes "jihadistas" o defensores de la guerra santa en Francia inflame y radicalice aún más la protesta, a caballo del conflicto palestino israelí. Nadie duda que en los enfrentamientos con la policía había jihadistas y aspirantes a serlo en las manifestaciones del sábado y domingo.

En nombre de la oposición conservadora de la UMP, un comunicado de Luc Chatel, su secretario general, sostuvo que "las violencias de la manifestación prohibida en París o en Sarcelles son intolerables, injustificables, incomprensibles para nuestros compatriotas. Este sector de la izquierda que se ofuscar porque se puede prohibir tal o cual manifestación deben saber que al desafiar la prohibición de manifestar, están desafiando la república. Y al desafío, la república debe responder con la mayor firmeza" aclaró.

El ex primer ministro chiraquiano Jean Pierre Raffarin anunció que "el gobierno será sostenido por todos los republicanos en una política de firmeza contra el racismo y el antisemitismo". El fue el primero en llamar a "la unidad republicana para apoyar al gobierno en esta causa"

Incidentes en las calles de Sarcelles, en los suburbios de París, entre palestinos y la policía. (AFP)

Clarín - 22/07/14

“En Israel, los grupos de pacifistas y los opositores al conflicto tienen miedo”

Lo dijo a Clarín Efraín Davidi, un académico de origen argentino.

Ana Garralda

“Hoy en Israel los pacifistas y la gente de izquierdas tiene miedo”, explica aClarín Efraín Davidi desde su casa en Tel Aviv, aludiendo a los grupos que se oponen a la actual ofensiva militar. Este profesor de Economía e Historia en la Universidad de la ciudad, miembro de la dirección del Partido Comunista Israelí, es una de las voces más críticas de la sociedad donde vive desde hace más de 40 años. “Si sales a manifestarte y hay 800 fascistas que quieren matarte, igual decides quedarte en casa”, asegura este israelí de origen argentino que ha organizado alguna de las últimas protestas desarrolladas en el país en contra de la ofensiva en la Franja de Gaza. ¨En una de las últimas casi no la contamos. Tuvimos 30 heridos¨, asegura.

Desde la muerte el pasado mes de junio de los 3 adolescentes israelíes, Naftali Fraenkel, Eyal Yifrah y Gilad Saar –que supuso el detonante de la nueva crisis entre israelíes y palestinos– decenas de grupos de ultraderecha en Israel se han congregado en distintos puntos del país al grito de “Muerte a los árabes”, encendiendo los ánimos de los viandantes que a menudo observaban, bien perplejos o indiferentes, estas manifestaciones racistas. “Históricamente aquí los ataques suelen producirse desde la derecha a la izquierda”, comenta Davidi. “Hay varios precedentes, pero el más famoso es el asesinato de Isaac Rabin. No fue el atentado de un árabe sino de un judío radical”, puntualiza.

Para este historiador esta nueva escalada de la violencia no va a ser la última ni tampoco está en Gaza la raíz de los enfrentamientos. “El problema de base es la ocupación de los territorios palestinos y mientras eso no acabe la violencia continuará”, explica. Davidi recurre a su especialización universitaria para explicar su razonamiento y, según él, hay que retroceder al 29 de noviembre de 1947. ¨Entonces se acordó la partición del Mandato británico de Palestina, solo que ellos (los palestinos) nunca llegaron a tener su Estado. Eso está en el trasfondo de todo”, añade.

Sin embargo, la opinión de Efraim Davidi es una excepción en un conjunto mayor de voces que piden la reocupación de la Franja de Gaza y que se termine con el incesante lanzamiento de cohetes desde el enclave costero ocurrido en los últimos años.

“No hay forma de seguir viviendo así”, afirma a Clarín Judith Levy, residente en Jerusalén, ciudad hasta la que rara vez llegan los proyectiles desde la Franja (a excepción de las últimas 2 semanas). “Esto no se va a acabar nunca, o al menos hasta que ocupen de nuevo Gaza, como estuvo hasta 2005”, asevera Judith.

Como ella piensa un porcentaje nada desdeñable de la población israelí, –entre ellos, muchos de los judíos argentinos que hicieron “aliyah” (inmigración) a Israel hace unos años y que hoy cuentan con la doble nacionalidad–, fenómeno extrapolable al número de ministros que el ala más radical del espectro político mantiene en la coalición de gobierno.

“Según aumente el número de muertos y se prolongue el conflicto veremos cómo los israelíes se echan a la calle”, afirma Davidi. “Sí, en cambio, hay en Israel marchas contra la ofensiva militar en Gaza y de lo que sucede allí, pero no salen en los medios locales, no interesa”, concluye.

Un periodista de Al Jazeera, llora desde Gaza

Conflicto en Oriente Medio

No soportó la angustia mientras transmitía en vivo. Las oficinas de la cadena de TV árabe en la Franja fueron bombardeadas hoy. Funcionaba allí también la sede de la agencia AP.

Un periodista de la cadena árabe de TV Al Jazeera, Wael Al-Dahdouh, no aguantó la angustia que sentía mientras transmitía en vivo desde Gaza detalles del bombardero israelí en la región y rompió en llanto

Al-Dahdouh, protegido con el casco que usan los corresponsales en zonas de conflicto o de guerra, comienza tranquilo, con la cara conmovida por tanta violencia y preocupación, pero al correr los segundos, baja su cabeza y la congoja que siente no le permite seguir hablando. 

Las oficinas en Gaza donde funcionaba Al Jazeera fueron bombardeadas hoy. No hubo víctimas, pero pudo haberlas, ya que el Ejército israelí atacó un edificio ubicado en el centro de la ciudad. Allí también funcionaba la agencia de noticias estadounidense Associated Press (AP).

"Nos dijeron que fue un error, pero que en cualquier caso era mejor que no nos volviéramos a acercar", explicó uno de los periodistas que a primera hora de la mañana estaba sentados frente al edificio. 

El Ejército israelí bombardea Gaza desde hace 15 días por tierra, mar y aire. Entre sus blancos ya se cuentan edificios de viviendas, hospitales, escuelas y mezquitas, pese a que el derecho internacional considera que estas acciones constituyen crímenes de guerra. 

Anoche destruyó por completo la mezquita de los Mártires de Al Aqsa, levantada en el centro de Gaza tras la segunda intifada, pocas horas antes de que los fieles se dirigieran a ella para el 
primer rezo del día.

Primer Ministro de Turquía: Israel, que condena a Hitler, lo ha superado en barbarie

Por: Agencia Reuters | Domingo, 20/07/2014 07:02 PM 

RECEP TAYYIP ERDOGAN, PRIMER MINISTRO DE TURQUÍA

Ordu, julio 20 - El primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, acusó a Israel de "haber superado a Hitler en la barbarie" en su operación en la Franja de Gaza, pero instó a los turcos a no descargar su ira en la comunidad judía del país.

"No tienen conciencia, ni honor, ni dignidad. Los que condenan a Hitler día y noche han superado a Hitler en la barbarie", dijo Erdogan durante su discurso en la ciudad turca de Ordu.

Además, el político señaló que la operación militar israelí en la Franja de Gaza socava las ya de por sí no muy buenas relaciones entre dos países (Israel y Turquía) que una vez fueron aliados, y acusó a EEUU de defender las tácticas "desproporcionadas" que Israel aplica contra Hamás. El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, considera "antisemita" la comparación del Gobierno israelí con Hitler.

Unas horas antes del discurso de Erdogan Israel recomendó a sus ciudadanos cancelar sus viajes a Turquía citando "el ambiente en las calles" después de las protestas contra la ofensiva en Gaza que tuvieron lugar el viernes frente al consulado general de Israel en Estambul y la embajada en Ankara.

A principios de julio el Ejército israelí puso en marcha el operativo Borde Protector ('Protective Edge') contra la Franja de Gaza. Sin embargo, a partir de la noche del jueves el Ejército israelí lanzó en la Franja de Gaza una operación terrestre cuyo principal objetivo, según Israel, era la destrucción de los túneles excavados por los militantes palestinos bajo la frontera conjunta.