Pasar al contenido principal

Apunte histórico de Bailadores

Rubén Alexis Hernández

Se conmemoraron oficialmente 413 años (14 de septiembre de 1601) de la fundación hispánica de  Bailadores, y si bien el año genera ciertas dudas como data de su origen colonial (años atrás los españoles ya tenían un avanzado conocimiento socioespacial del sitio), igual dedicamos el presente apunte a esta bella localidad del valle del  Mocotíes.
 
Bailadores es la capital del municipio Rivas Dávila, ubicada a unos 1740 metros sobre el nivel del mar, y a unos 90 kilómetros de la ciudad de Mérida. Su temperatura varía entre fría y templada, y sus suelos producen hortalizas y fresas en importantes cantidades. He aquí cinco notas breves de la población mencionada: 1) El espacio que le sirve de asiento  fue ocupado desde el periodo prehispánico;  2) el nombre se debe a que los indígenas del lugar se desplazaban rápidamente, como mecanismo de defensa frente a  las arremetidas de los conquistadores (como si bailaran); 3) los naturales fueron sometidos por los colonizadores mediante la espada y la cruz, siendo encomendados y adoctrinados en la religión cristiana; 4) durante el periodo colonial estuvo bajo la jurisdicción inmediata de La Grita; 5) sus habitantes han dependido en gran medida de la agricultura,  mientras que el turismo es importante desde la segunda mitad del siglo XX.
 
Y a continuación transcribimos de forma parcial algunos escritos sobre el pasado de Bailadores:
 

  1. “(…) en el valle de los Bailadores, que corre, como dijimos, Norte Sur, a la mitad de el (…) volo la mitad de un valentísimo cerro, como si fuera de pluma, y casi a la mano derecha quedó plantado a la mitad del valle, haciendo, con el golpe que dio en la cordillera contraria, una notable abertura” (Crónica del terremoto de 1610 por Fray Pedro Simón, y  parte de sus consecuencias en Bailadores y los alrededores).

 

  1. “El domingo 23 salimos de Porquera, y llegamos al pequeño pueblo de indios de Bailadores (…) en la cumbre que llaman el Portachuelo corre el aire algo frío, y desde allí se baja por un monte de selva clara hasta que se sale a unas bellas fértiles lomas que estaban sembradas de trigo, maíz y cebada (…), esta población que aseguran fue numerosa consiste en 10 o 12 vecinos indios de gente educada en buena policía, porque solo hablan la lengua castellana, que es común en todo este Reino” (Descripción del viajero Miguel de Santiesteban, 1741).

 

  1. “Al pueblo de Bailadores hay medio día de camino, en él se encuentra el río Mocotíes, sin puente; tiene vado y algunas subidas y bajadas muy expuestas. Desde Bailadores a la Parroquia hay tres horas de buen camino” (Breve referencia a la vialidad de la zona de Bailadores, realizada en 1818 por el ejército realista).

 

  1. “La Villa de Bailadores está cituada en un Valle entre las cordilleras del Este y Norte (…). Su temperamento es frío y su clima bastante sano y seco pero muy ventoso (…). Contiene 2.502 habitantes y como 300 a 400 casas de teja y 50 a 60 de paja. Tiene una regular iglesia de teja, casa municipal y otra para la escuela publica (…). Su terreno es fértil en granos y sus habitantes  se dedican principalmente al cultivo del trigo (…)” (Descripción de Bailadores por el gobernador de la provincia de Mérida Juan de Dios Picón, 1832).

 

  1.  “Su población llega a 705 habitantes. Su altura sobre el nivel del mar es de 1.744 metros, la temperatura media anual es de 18.5º y la precipitación media anual 675 m./m. Medicatura Rural. Dispensario en La Playa. La carretera trasandina la une con el Táchira y con Mérida y el resto de la república. Servicio de Telégrafo y Correos” (Descripción de Bailadores en la década de 1950, en el “Diccionario geográfico del estado Mérida”, de Francisco Martínez).

 
Rubén Alexis Hernández