Pasar al contenido principal

A ESPAÑA, POR LOS COJONES...

TOROS

España: Hoy solo se gobierna si se obedece al capital
DECLARACIÓN DEL CE DEL PCPE

El gobierno de Rodríguez Zapatero ha aprobado una contrarreforma laboral obedeciendo, disciplinadamente, las órdenes del capital. Esta contrarreforma se convierte, así, en otro paso más para cargar sobre la clase obrera y los sectores populares el peso de la crisis estructural del sistema capitalista.
Esta contrarreforma es también expresión de lo que significa el polo imperialista de la UE. El Tratado de Lisboa, y otros que le precedieron -como el de Maastricht-, marcaron, en su día, la línea estratégica del aumento de la tasa de explotación en todos los países integrados en ese proyecto de dominación del capital a escala de Europa.
Hoy no existen diferencias significativas entre los distintos partidos políticos que trabajan para tratar de apuntalar al capitalismo en crisis. En el arco parlamentario no existe una sola opción de carácter revolucionario que represente una posición anticapitalista consecuente; a todas ellas las unifica la disciplina de la UE , de la cual ninguna se desmarca.
En el sistema capitalista, decrépito y en crisis estructural, solo se puede gobernar bajo la férrea dictadura del capital. Con cualquier gobierno, de los que hoy son posibles para el sistema, el resultado es el mismo para la clase obrera y los sectores populares.
Esta nueva reglamentación del gobierno trata de hacer retroceder a la clase obrera en décadas de lucha. El ataque brutal a la negociación colectiva es el núcleo central de estas medidas, que, según Zapatero, no significan “ninguna pérdida de derechos para la clase obrera”. El objetivo del capital es el de arrebatar a la clase obrera todos sus derechos conquistados, para debilitar sus posiciones hasta el límite, y dar un salto cualitativo en la tasa de explotación de la clase obrera; factor determinante hoy en la estrategia imperialista para tratar de recomponer el ciclo de reproducción ampliada de capital.
A la clase obrera, y a los sectores populares, solo les queda un camino: LUCHAR.
El Comité Ejecutivo del PCPE hace un llamamiento:
A fortalecer la unidad de la clase obrera, empezando por superar la división sindical por la base.
A movilizar a las masas trabajadoras contra las políticas del capitalismo.
A crear un amplio movimiento de unidad popular anticapitalista combatiente.
A trabajar para que la huelga general sea un éxito masivo, que ponga de manifiesto la voluntad de la clase obrera de emanciparse de la dominación del capital.
El capitalismo -en su fase terminal- solo puede ofrecer más esclavitud, más dictadura fascista y más guerra contra los pueblos.
El futuro de la humanidad será socialista. El interés de la clase obrera y los sectores populares es el de llegar cuanto antes a esa sociedad, libre de la explotación y de la guerra. Enfrentar hoy con determinación la contrarreforma laboral de los gobiernos del capitales dar un primer paso en el camino de la emancipación de la clase obrera, un primer paso hacia la libertad y la igualdad social.