Pasar al contenido principal

16 años del secuestro del camarada Ilich Ramírez, no lo callarán jamás

   comienza a ser catalogado en una feroz campaña mediática internacional de terrorista y mercenario por parte de los EEUU, Francia e Israel.

16 de Agosto de 2010 - Tribuna Popular TP/Por: Roso Grimau.- El Camarada ILICH RAMÍREZ SÁNCHEZ nació en Caracas el 12 de octubre de 1949, su padre fue un ejemplar abogado comunista quien lo guió en su formación marxista-leninista, ingresando desde muy joven a la Juventud Comunista de Venezuela (JCV), al igual que sus hermanos; en el año 1968 es becado por el Partido Comunista de Venezuela (PCV), junto a su hermano Lenín, para realizar estudios universitarios en la Unión Soviética, como internacionalista se une a las luchas de solidaridad con el Pueblo Palestino.
En su fervor revolucionario y ante la indignación por los crímenes de lesa humanidad cometidos por el gobierno sionista de Israel contra el inocente pueblo palestino, declara su total respaldo a la Organización por la Liberación del Pueblo Palestino (OLP); por su cada vez más activa militancia antiimperialista, antifascista y antisionista a favor de la justa causa palestina es expulsado de la Universidad Patricio Lumumba, alternando durante varios años en Londres con su familia y otros en medio oriente con la OLP y el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), donde comienza a recibir entrenamiento en lucha armada.
Para el año de 1970, Ilich Ramírez participa activamente con el FPLP en los combates armados del “Septiembre Negro” en contra de las tropas del ejército del rey Hussein de Jordania, servil lacayo de los EEUU, con la intención de unificar los territorios de Siria, Líbano, Palestina y Jordania en un frente común contra la criminal expansión y dominación sionista israelí en el medio oriente; ante el exitoso avance de las tropas del Ejército de Liberación de Palestina (ELP) los norteamericanos ordenaron la inmediata participación de la aviación israelí, bombardeando el avance palestino en territorio jordano y sirio, con apoyo de la armada yanqui.
Se le acusa sin pruebas de haber participado en varios atentados, colocándolo como chivo expiatorio de varios expedientes sin resolver, el primero es un supuesto intento de asesinato un 30 de diciembre de 1973, de Joseph Edward Sieff dueño de las tiendas de Marks & Spencer. Es acusado también en los casos de bomba en un banco israelí de Londres un 2 de agosto de 1974; el secuestro del embajador francés en La Haya un 13 de septiembre de 1974 y de bombas en Paris ese mismo mes, como la colocada en “Le Drugstore” que dejó varios muertos; el supuesto intento de derribar con un lanza misiles un avión de la compañía israelí “El Al” en el Aeropuerto de Orly el 12 de enero de 1975; el secuestro del Boeing 707 de Air France el 19 de enero de 1975.
Prontamente Ilich Ramírez Sánchez, se hizo conocido bajo el pseudónimo de Carlos en sus actividades encubiertas de inteligencia contra el terrorismo internacional desatado por el Estado sionista de Israel (Carlos Martínez Torres en uno de sus tantos pasaportes). Siendo ya un afamado agente de inteligencia del FPLP, el periódico británico The Guardian comenzando una labor para su criminalización lo etiquetó como "el Chacal", después de que le fuera encontrada una novela de Frederick Forsyth, "El día del Chacal” entre sus pertenencias.
Continuando el 27 de junio de 1975 en París, donde dicen que huyó matando dos policías y un libanés que lo delató e hiriendo a un tercer agente. Los medios internacionales de difamación lo colocaron rápidamente en las primeras páginas, acusándolo de participar en una fabulosa incursión a la sede oficial de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) en Viena el 21 de diciembre de 1976, acción donde mueren lamentablemente tres escoltas y toman a 62 rehenes, entre ellos a varios ministros de los países miembros, logrando sus objetivos el grupo comando escapó en un avión con 42 rehenes que liberaron en Argel; además de acusarlo de las bombas colocadas en trenes franceses el 29 de marzo de 1982, el 22 de abril de 1982 y el 31 de diciembre de 1983. Por ello durante muchos años estuvo entre los fugitivos más buscados a nivel internacional.
Es así como nuestro camarada Ilich Ramírez (alias “Carlos El Chacal”) comienza a ser catalogado en una feroz campaña mediática internacional de terrorista y mercenario por parte de los EEUU, Francia e Israel. Sin embargo, en la mayoría de las organizaciones y estados árabes se le considera aun hoy como un gran revolucionario, héroe de las justas causas del pueblo palestino y de los pueblos árabes por su liberación y total soberanía; así como también lo recordamos en su querida y añorada patria natal, su República Bolivariana de Venezuela, y en las que siempre seguirán siendo sus recordadas organizaciones de militancia su Juventud Comunista de Venezuela y su Partido Comunista de Venezuela.
El Camarada Ilich Ramírez Sánchez, hace 16 años fue secuestrado de manera ilegal por un comando del servicio secreto francés un 15 de agosto de 1994, estando aun bajo los efectos de la anestesia de una operación en una clínica de Jartum, en Sudán; violentando toda norma de derecho internacional, entraron fuertemente armados a la clínica, sacándolo directamente a un avión para poder ponerlo bajo arresto en Francia, donde fue incomunicado, torturado, acusado, juzgado y condenado a cadena perpetua sin pruebas de ningún tipo. El Estado francés, actuando fuera de toda legalidad, violando la soberanía de Sudán, pasando por encima de la Declaración Universal de Derechos Humanos; realizó un vil secuestro y un ilícito traslado aéreo internacional; tan solo para quitarse de encima la humillación de todos esos casos sin resolver, que hacían a los servicios secretos de la gran Francia el hazme reír del mundo.
En una operación del contraespionaje fascista, al servicio del sionismo internacional, Francia realiza su secuestro; casi como había transcurrido toda la vida del “James Bond” de los oprimidos Ilich Ramirez (Carlos). El 24 de diciembre de 1997 –declara Ilich– “fui condenado a cadena perpetua, sin testigos ni prueba material alguna, por el tiroteo de la Rue Toullier. Pretenden ahora, tras 14 años de comedia con el juez instructor, cocainómano y homosexual agente del FBI, juzgarme de nuevo sin pruebas por, por cuatro atentados en Francia hace un cuarto de siglo… he pasado 10 años en aislamiento total, con 16 meses de interrupción gracias a la intervención del presidente Chávez. Pero volví a ser aislado por orden del Ministro de Justicia hasta hace muy poco… El 26 de diciembre de 2007 fui agredido en las duchas por un preso tunecino por orden de los guardias… ¿Dónde están mis derechos humanos?”.
Acaso para nuestro Camarada Ilich Ramírez Sánchez, no valen sus Derechos Humanos, o es que se le puede permitir a cualquier sistema de justicia condenar a cadena perpetua a un ser humano sin ningún tipo de pruebas o testigos, además de aislarlo y someterlo a inhumanas prácticas de tortura psicológica; será que nuestra cancillería va a permitir también que sea inculpado sin pruebas en las cuatro nuevas acusaciones que le abrieron para no repatriarlo a Venezuela, vamos a dejar además que el sionismo internacional logre la inhabilitación de su compañera y abogada, quien ha podido demostrar en todas esos juicios la falsedad de las acusaciones que se le siguen imputando impunemente. Y ante las solicitudes por su repatriación tan solo podemos afirmar que: “por ahora, los objetivos que nos planteamos no fueron logrados…” –Comandante Hugo Chávez–.
LO QUEREMOS VIVO EN VENEZUELA, NO QUEREMOS UN BUSTO EN RECUERDO
¡REPATRIACIÓN YA PARA EL CAMARADA ILICH RAMÍREZ SÁNCHEZ!