Pasar al contenido principal

FEDEAGRO NO DIALOGA

Ruralidades

Pedro Méndez*

Demás está decir del comportamiento reaccionario y golpista de Fedecámaras, con el añadido en cuanto a que los miembros que les queda a las dos juntas como sustentación, no pasan de ser el residuo del odio que se asienta en el frasquito de veneno contra Chávez y el campesinado venezolano. La plana es la misma del que rompió la Constitución en plena Asamblea Nacional y botó centenares de miles de litros de leche en las aguas del lago zuliano y hasta en las cunetas de carreteras y autopistas.

Después de aquella arrechera del tal José ele (Betancourt tenía que ser) al sucesor del bravucón se le ocurrió la “maravillosa” idea de contratar paracriminales colombianos para incrementar el asesinato de campesinos pacíficos. Les salió, simultáneamente a la “acción de gracia”, el tiro por la culata: con los paracos trajeron la practica criminal del secuestro del que, como les tocó en carne propia, empezaron por culpar a Chávez. No conformes con esto, con los mismos criminales confesos mandaron a matar a Chávez.

¿Se puede dialogar con una gente así? ¿Es posible conversar con esos grupos que con todo el dinero que poseen, pagan las mentiras y tergiversaciones contra el proceso revolucionario que se dio el pueblo? Además, que sustentan en parte a la jerarquía católica, que no cristiana, para que les avale su odio

Después del “chasco” de los secuestros, a esos mismos personajes de Fedeagro se les llenó el “cuarto de agua”  con los paracos vía chantaje, no les quedó otra solución que la de diseminar a esos criminales en los barrios de las ciudades de mayor movimiento poblacional y demográfico de nuestra Patria, con la anuencia de connotados golpistas que también practican el chantaje y las amenazas contra los que, de momento, se les olvide que son unos mantenidos y con una opinión comprometida.

Luego entonces, como esos criminales no pueden subsistir sin el crimen, deben cobrar por su “trabajo”. ¿Quién les paga? ¡Qué buena pregunta!. Estamos colmados de preocupación y curiosidad. Diosdado perdió Miranda sin darse cuenta que en Petare estaba el enemigo con sus alcabalas contra los votantes. En Anzoátegui, antier no más (26-N) Tarek no se dio cuenta que los vericuetos de Troconal llamados veredas, fueron tomados por “gente extraña”. Se salvó Earle por estar lejos de Tronconal.

Así las cosas y si la principal vocería del latifundio no está dispuesta a dialogar, es señal de que continuará con su política de producción para los grandes empresarios que, a su vez, suplen a la oligarquía de aquí y más allá. Indicativo invariable que nos obliga a producir en lo que tenemos de tierras aptas. Pero para incrementar aún más la producción agroalimentaria, como con el petróleo, se hace necesario hacer un llamado a la población (hombres y mujeres) para que les metamos la mano a los más de 100 mil compatriotas que inscribieron sus pequeñas predios. Ese llamado puede ir acompañado con un ¡Ven, la tierra te llama, vivirás en una casa digna! Es que la tierra sí cumple.

Patria, Socialismo o barbarie.

*pedromendez_bna@yahoo.es