Pasar al contenido principal

Porque seguimos poniendo la otra mejilla

 

José Antonio Velásquez Montaño

articulojoseantonio@hotmail.com

articulojoseantonio@gmail.com

 

Aunque usted no lo crea estamos alcanzando un punto peligroso, seguimos siendo el pendejo de 2002, el pueblo venezolano insta a los ministros de Finanzas, y alimentación a mantener los precios de los artículos de primera necesidad, primero fue el arroz, la harina, la azúcar; hoy es la leche, el aceite entre otros, aumenta el 34% y hasta un 40%; pero fíjense camaradas que no es solo el aumento de los artículos de primera necesidad, sino, que no ha terminado de salir la Gaceta Oficial, en donde se refleja el aumento de estos rubros; cuando ya están full equipo los anaqueles de los establecimientos capitalistas; vendiendo la leche, el aceite, azúcar, harina, entre otros artículos al nuevo precio, y hasta más caro; resultando que estos artículos estaban acaparados por estos comerciantes delincuentes.

Humildemente opino, que si el gobierno sigue poniendo la otra mejilla, lamentablemente la oposición seguirá dando cumplimiento a su agenda desestabilizadora; primero los manitas blancas, luego la gente del delincuente Nixon Moreno encabezada por otro delincuente Vilcar, quien en la actualidad tiene abierta causa por DROGAS, seguidamente un grupo de enfermeros y enfermeras, que amenazan al gobierno en cocerse la cloaca, disculpen la boquita, si el gobierno no le sube sus salarios; quisiera preguntarle a estos enfermeros y enfermeras, que beneficios recibían los trabajadores en los anteriores gobiernos; lo que recibían eran balas, atropellos, vejaciones, violaciones, asesinatos, desaparecidos, eran los únicos “beneficios” entre otros que recibieran por parte de los otrora gobernantes de la cuarta república los trabajadores, los estudiantes, en fin el pueblo en general.

Esta puesta de la otra mejilla, a favor de la oposición podrían producir disturbios, cuando no le sigan complaciendo en sus petitorios; irían a la batalla final aupado y financiado por EE.UU. esta batalla no es otra que el tratar de derrocar a Hugo Chávez. Esta puesta de la otra mejilla, podría traer como resultado, que el pueblo se arreche, de tanta permisividad por parte de la revolución.

Solo el pueblo salva al pueblo…