Pasar al contenido principal

¿Dónde está el sentido común?

Erick Conde

Ningún proceso político, en especial, las revoluciones son productos del fortuito azar, no nacen por arte de magia, no crecen como flores; pero solo en pocas ocasiones en la historia de la humanidad han ocurrido de forma pacífica. Hemos tenido la gran responsabilidad de tomar el peso muerto del socialismo de finales del siglo XX y transformarlo en el ideal máximo del socialismo del siglo XXI, decidimos levantarnos cuando ya nadie lo hacía, teníamos hambre y esperanzas que son semilla en  tierra fértil cuando están en el corazón de los hombres y mujeres de espíritu sencillo y alma tranquila.

Sobrevivimos al veneno del capitalismo cuando no teníamos nada y ahora que estamos en el poder, sencillamente no sabemos qué hacer… ¿dónde está el sentido común?

El huracán ha traído la duda en el seno de la revolución, el proceso se ha hecho lento, hermético, sectario, demagógico, paternalista y ha perdido la audacia que le caracterizó. La derecha nos socava con su crítica, una fina mezcla de mil partes de mentira y una de verdad y sucede que no discutimos esa verdad. La voz de la mayoría, esa misma voz capaz de parir un trece de abril es ignorada bajo viejos, anticuados y antidemocráticos conceptos de la burguesía (cooptación, demagogia, diplomacia, etc.)

Una revolución de izquierda está hecha por la gente más necesitada y  para la gente más necesitada, los elementos contrarrevolucionarios que están parasitando en la administración pública son en realidad quienes siendo opositores mandan y disponen del brazo ejecutor del gobierno revolucionario.

No ha habido nada realmente revolucionario desde las misiones, hemos confundido” el deber ser” con el hecho revolucionario que no es otro que ¡el saldo organizativo!, ¡la toma absoluta del poder! Chávez no va a durar toda la vida, ni es perfecto, ni es infalible. Entonces ¿por qué todo el peso de la revolución descansa en él?,¿ por qué se disuelve poco a poco ese lazo entre Chávez y el Pueblo? Cada día se confía menos en el Pueblo y más en la burocracia y la tecnocracia que con sus elaboradas “soluciones estructurales” que no son más que paños tibios colocados con miopía, ¿cómo puede una solución ser “estructural” y no sistémica en medio de las grandes necesidades de trasformación que requiere nuestra sociedad?, ¿Cómo puede darse grades concesiones a empresas extrajeras para la construcción de viviendas y no desarrollar un efectivo plan de apoyo a la autoconstrucción?El problema de la vivienda no radica en el bien inmueble, radica en la tenencia de la tierra que ha sido usurpada por los poderosos, hay mucho espacio para construir en la mayoría de las ciudades, pero esos espacios tienen dueño, la solución entonces es “estructural” porque queremos construir grandes ciudades…¿y qué pasa con las viejas ciudades?

Todo candidato que se postule a lo que sea maneja un discurso que me atrevo a llamar “El Discurso Tapa Huecos”, ¿cómo funciona este discurso?, fácil: hay que fijarse en las eternas necesidades de la población: vivienda, trabajo, seguridad, etc. y la vedette, los huecos. Luego se promete acabar con todo eso, pero ojo, debes dejar algunos sin resolver para poder tener un discurso central en la campaña por la reelección porque tú sabes, con eso que ahora uno puede ser reelecto seguidamente. Luego te tomas las fotos con Chávez y no le pares al decreto ese que dice que no hay que poner al Comandante…

¿Qué pasaría con el discurso político en este país si desaparecieran los problemas elementales de nuestro pueblo?, ¿Qué pasaría si se taparan todos los huecos, si se construyeran todas las carreteras, hospitales, si los ministerios funcionaran eficazmente, si las instituciones trabajaran sin burocratismo? Eso sería el fin del”Discurso Tapa Huecos” pero  no va a ocurrir nunca hasta que la revolución vuelva otra vez al pueblo, a veces parece que la revolución solo existe en la televisión y en Caracas donde se ven los cuadros políticos. Fuimos audaces con las misiones pero ahora quieren eternizarlas (recuerden el “Discurso Tapa Huecos”) Si ya somos libres de analfabetismo, ¿por qué sigue la Misión Robinsón con la misma estructura? Su tiempo ya pasó; Hasta que no tomemos las universidades no se podrá eliminar a la Misión Sucre que se convierte en una pesada e ineficaz respuesta a la creación de personal calificado. Miremos el ejemplo de a Unefa un logro maravilloso de la revolución, la universidad con más alumnos pero no es autónoma y no tiene un presupuesto decente, si tomamos las grandes universidades y las ponemos en todo el país como la Unefa se podría hacer mucho con su presupuesto. De seguir así, la mayoría de los graduados universitarios en los próximos años serán escuálidos con mentalidad burguesa (que es lo que produce hoy en día una universidad) ¡Necesitamos meter al pueblo en las universidades!

Tenemos un problema político por excelencia, no hay cuadros revolucionarios, solo cúpulas oportunistas. Las bases son peones útiles en periodos electorales, luego en marchas, después en concentraciones pero no opinando sobre quién debe dirigir en el partido. Se es contrarrevolucionario si se critica y se es ignorado si se opina, hay que vestirse de rojo si no, eres escuálido pero si eres escuálido y firmaste puedes ser gerente en PDVSA o Pequiven o donde sea te ponga un padrino político. Si exiges debes recordar que eres un revolucionario y que no tienes que protestar por nada, pero si haces huelga de hambre y te declaras abiertamente opositor y golpista, te visita un ministro y te trata “como a un amigo” ¿Dónde está el sentido común? ¡Esta revolución es nuestra y no de los escuálidos, somos nosotros la mayoría y no ellos!

Escribo indignado estas líneas porque veo más peligro en nuestro bando que en el opositor, me indigna ver que de colonia norteamericana nos hemos vuelto colonia colombiana (en todos los sentidos), me indigna ver que los ricos sean cada vez más ricos y los excluidos no puedan progresar más allá de aquello que pueda dar el gobierno porque los poderosos siguen siendo los dueños de este país y los vivos rojos-rojitos se enriquecen con lo que le pertenece al pueblo. ¿DONDE COÑO ESTÁ EL SENTIDO COMÚN?

¡DESPERTEMOS! ¡TOMEMOS EL PODER!

Erick Conde Estudiante de Ingeniería

condeerick33@gmail.com