Pasar al contenido principal

POR ESO ES QUE LA GRABACIÓN DE MARIO SILVA ES UN MONTAJE

Oscar Heck

Pasé varias horas analizando el video que Ismael García y la MUD presentaron el 20 de mayo del 2013, donde se escucha a (un supuesto) Mario Silva hablando con un (supuesto) “cubano de la G2” de nombre Aramís Palacios. La G2 es supuestamente la Dirección de Inteligencia (DI) de Cuba.

Primero quiero mencionar que en el comienzo del video, Ismael García, antes de presentar la grabación a una sala llena de líderes de la oposición, y con su cara de puro odio, habla como si lo que “Mario Silva” dice es horrible, como que si Mario estuviera cometiendo algún delito al dar su opinión sobre algunos temas sensibles. La grabación está montada (digo montada, porque creo que es un montaje), como para acusar a Mario Silva de pasar información a la Inteligencia cubana (¡qué horrible!). Lo extraño es que casi no se escucha nada de lo que dice el supuesto Aramís Palacios de la G2, pero sí se le escucha todo a “Mario Silva,” claramente, como si fuera para enfatizar que Mario es el culpable.

Aquí abajo está mi análisis, el cual está basado en mi experiencia con extensos trabajos de grabación y “mixsaje” de música, en mi propio estudio (en aquel tiempo), y en estudios de grabación profesionales, incluyendo en Morin Heights (Le Studio), donde Cat Stevens, David Bowie, The Police, y muchos otros artistas grabaron discos.

Cuando uno graba sonidos de manera analógica, por ejemplo, usando cinta magnética, algo que ya casi no se usa, existe un problema que siempre hay que resolver de alguna manera: esto se llama “noise,” es decir bulla, o bulla de fondo, o “white noise.” También existe este problema en grabaciones digitales, es decir, cuando se graba directamente hacia un hard drive digital (una computadora, por ejemplo). En grabaciones analógicas, básicamente, esta bulla de fondo se integra a la grabación ajustando las frecuencias correspondientes usando equalizers, y ajustando los volúmenes de los diferentes instrumentos y las voces, para que la bulla de fondo pase como imperceptible, aunque siga allí, porque no se puede borrar. En el caso de grabaciones digitales, los ajustes se hacen de manera parecida, pero con software especializado para borrar ciertas frecuencias de manera generalizada o de manera selectiva. Para que una grabación resulte “clean” o “limpia” el proceso de limpieza de la grabación puede demorarse días o a semanas, y aun meses. Es un procesos muy lento, porque dependiendo de la perfección requerida, hay que borrar cada pedacito de bulla de fondo, es decir, borrar las frecuencias que llenan el espacio vacío durante una grabación, por ejemplo, frecuencias generadas por aparatos como el aire acondicionado, las luces, los mismos equipos de grabación, y otras cosas, como la transmisión de la voz del locutor entre su boca y el micrófono, su movimiento, etc.

Otra manera de esconder la bulla de fondo, o de “equalize” la grabación, para en un sentido “borrar” imperfecciones, es de usar el eco. En un sentido, el eco, distribuye la bulla de manera más igual sobre una secuencia temporal. Por eso, la gran mayoría de los artistas, usan el eco como herramienta para esconder las imperfecciones en tonalidades mientras que graban una canción. Dos buenos ejemplos del uso muy efectivo del eco en las grabaciones (para las voces, principalmente) son Pink Floyd y Neil Young.

Hoy en día me imagino que la tecnología es mucha más avanzada que cuando yo grababa música, pero los principio son los mismos.

Ahora, la razón que menciono esto, es porque me impresionó, al escuchar la grabación, 1) que no hay bulla de fondo 2) el uso del eco. Si alguien va a grabar una conversación, a menos de grabar una voz para superposicionar sobre algún documental, una comiquita, o una película, no hay razón para eliminar la bulla de fondo. Por ejemplo, si en un programa de televisión, como las noticias, por ejemplo, se elimina la bulla de fondo, esto daría la impresión al que escucha la noticia que hay algo mal, que hay un vacio, lo que distrae a la persona del contenido de la noticia. Es decir, el ser humano tiene la costumbre de siempre escuchar, aun subconscientemente, la bulla de fondo (las frecuencias naturales y no naturales en su ambiente).

Con respecto al use del eco en la grabación, es como si se hubiera utilizado el eco para “borrar” paquetes de sonidos de fondo que no se pudieron borrar sin distorsionar las palabras de “Mario Silva,” porque esos paquetes caían en las mismas frecuencias de la voz de “Mario.” Por eso se escucha, a veces, que la voz de “Mario” se distorsiona con el eco al mismo tiempo que se distorsionan los paqueticos de bulla de fondo.

También, algo muy interesante en esta grabación, es el efecto “flanging,” lo que resulta en un “uuuchhh,” el cual se escucha de manera regular durante la grabación. Este efecto ocurre cuando dos o más señales (frecuencias) iguales o equivalentes se compilan, pero que cada frecuencia se traslada en el tiempo por unas pocas fracciones de segundo. (Un buen ejemplo del uso del “flanger” se encuentra en la música de Peter Frampton.) Esto significa, que es posible que se usó el eco, no solamente una vez durante el montaje de la grabación, sino que se usó una y otra vez, por superposición, lo que resultaría en un efecto de “flanging.” Este efecto, de superposición, se usa bastante en la grabación de música cuando uno busca efectos especiales. Un buen ejemplo de esto es la música de The Beatles, por ejemplo, en la canción A Day in a Life.

Lo que quiero decir aquí, es que para montar una grabación sin bulla de fondo, digitalmente, y usando estas técnicas, es un trabajo enorme. ¿Será por esto que solo hoy se presenta esta grabación, la cual, de acuerdo con lo que dijo Ismael García en el video (arriba), fue grabada solo algunos días después de las elecciones del 14 de abril, hace más de un mes?

Pero no solamente eso, ¿por qué borrar la bulla de fondo? No es necesario.

La razón creo, es la siguiente: si uno va a empalmar (empatar) diferentes cortes de voz, cada corte de voz, o cada grabación, tendrá un sonido de fondo diferente. Por ejemplo, si uno graba una voz hoy, y graba otra parte mañana, y otro día, etc., cada grabación tendrá una bulla de fondo diferente porque es imposible tener exactamente las mismas condiciones ambientales durante cada una de esas grabaciones. Entonces, cuando se empatan los diferentes pedazos, y para que no se distinga la diferencia de un corte al otro, hay que borrar, o “equalize” el fondo de la nueva grabación compuesta.

Si tuviera los equipos más modernos de grabación y análisis de sonidos, estoy seguro que podría encontrar exactamente donde se hacen los empalmes (splices) de las diferentes palabras que se juntaron para hacer el montaje.

Por eso estoy segurìsimo que la grabación en contra de Mario Silva fue un montaje.