Pasar al contenido principal

LOS MILITARES DE PLAZA ALTAMIRA

 

Miguel A. Jaimes N.

A partir del veintidós de octubre de 2002 un grupo de militares aupando la fría obtusa idea de querer derrocar un gobierno democrático y legitimo, valiéndose de la ayuda de los entonces alcaldes de Primero Justicia, van y se toman la plaza Altamira aquí en Caracas.

Todas sus trampas e imprecisiones fueron convalidadas por la entonces Coordinadora Democrática y por los intereses económicos de las corporaciones dueñas de los medios de comunicación venezolanos. Los mismos que aún siguen conspirando.

No dudaron en esgrimir cualquier motivo fuera de la constitución, y lo hicieron, se declararon en desobediencia civil y convocaron al país para que los siguiera, pero esta treta fracaso, pues el pueblo estuvo fiel al lado de su presidente.

En poco tiempo la cifra de militares golpistas y traidores al desacato democrático del pueblo y de la constitución sumaron ciento treinta y cinco (135) oficiales, desde baja hasta alta jerarquía. En mi parecer, esta aventura daría origen para empezar a sanear nuestras fuerzas armadas.

Allí, entre los alzados estaba un general de la Guardia Nacional llamado Felipe Rodríguez, alias El Cuervo. Su nombre empezó a ser noticia cuando a partir del veintiséis de noviembre del 2003 los cuerpos de seguridad e inteligencia del Estado informaran al país sobre unos horrendos hechos.

Estos sucesos acusaban a varios de los militares alzados en Altamira, y muchas de las pruebas señalaron directamente a El Cuervo, quien estaba involucrado junto a otros en los atentados terroristas contras las sedes diplomáticas de España y Colombia, hechos ocurridos entre los años 2002 y 2003.

Cuando atacaron con explosivos los consulados de Colombia y la Oficina de Negocios de España y la sede de la Mesa de Negociación y Acuerdos, espacio solicitado por la entonces Coordinadora Democrática, donde se discutían los acuerdos políticos entre la oposición y el gobierno nacional, y la cual funcionaba en el edificio Caracas Teleport.

También hicieron detonar una granada en la avenida México en plenas celebraciones del 23 de enero de 2003 durante una marcha bolivariana y con presencia del propio Presidente Hugo Chávez, hubo un muerto y varios heridos.

Inmediatamente, El Cuervo pasó a la clandestinidad creyéndose el súper héroe de la resistencia militar del país, haciéndose pases de libertador, rango autoimpuesto para dirigir y montar personalmente estos atentados.

Afortunadamente, este peligroso sujeto fue capturado en la urbanización La Urbina, exactamente en el edificio Leonardo Da Vinci, era el mes de febrero del año 2005, allí se hizo público por parte de la fiscalía su relación en varios homicidios.

Ahora, ¿Dónde estaba El Cuervo desde el 2003 al 2005? Fuentes de inteligencia informaron sobre la presencia de este sujeto en Colombia, allí estuvo protegido por miembros del ejército de aquel país, cosa que siempre negó.

El Ministerio de defensa colombiano le brindo toda la logística necesaria y después le “soplaron” a las autoridades venezolanas cuando iba rumbo a Venezuela, donde fue capturado.

Aún, cuando la inteligencia del ejército colombiano le proporcionaba toda logística, éste a cambio le daba información clasificada venezolana, esto ha servido para que Colombia se inmiscuya y monte cualquier cantidad de tretas en contra de nuestra nación.

Era movilizado en vehículos oficiales por todo el territorio colombiano y una vez trasladado hacia la frontera del estado Zulia, fue recibido por funcionarios directos del entonces gobernador Manuel Rosales.

En el allanamiento que dio con su captura le decomisaron en su poder un mapa de la zona metropolitana de Caracas, allí tenía marcados la sede Petróleos de Venezuela -PDVSA- el Palacio de Miraflores, la Vicepresidencia de la República, Ministerio de la Defensa en Fuerte Tiuna y varios corredores viales, todos eran sus próximos objetivos de atentados militares.

Le fue decomisado un fusil del tipo FAL, una pistola 9 mm, todos sustraídos del parque de armas de la GN, mas una agenda con direcciones y teléfonos de dirigentes políticos de la oposición.

El apartamento donde fue detenido "el Cuervo" pertenece a una pareja que reside en el interior y que simpatiza con el Presidente Hugo Chávez. Cosas veredes Sancho.

Señores, todos seguimos esperando que proceda la Defensora del Pueblo Gabriela Ramírez, tomando en cuenta lo señalado por la Fiscal General de la República Luisa Ortega Díaz, quien punteo que estos señalamientos deben ser investigados, mas el quíntuple crimen que el mismo ex general ordeno contra un grupo de muchachos que participaban en la toma de plaza Altamira y que estos mismos militares los habían incorporado.

 

venezuela01@gmail.com