Pasar al contenido principal

Miles de delfines muertos en Perú ocasionados por petroleras gringas y coreanas

gringas

Aguas lotificadas

Mientras el Estado continúa sin una respuesta, la ONG Orca denuncia que 30 autopsias realizadas a delfines indican que murieron por "un síndrome de descompresión aguda" causado por las pruebas sísmicas que realizan las compañías petroleras para hallar crudo. Carlos Yaipén, el director de Orca, dijo que los delfines tenían hemorragias en su oído interno y fracturas.

Frente a la costa norte del Perú existen decenas de concesiones para la exploración petrolera que han lotificado las aguas. Entre sus propietarias se encuentran la estadounidense BPZ, la coreana SK Energy y Savia Perú, que cuentan con permisos de exploración en el área donde se registró la mayor mortandad de delfines.

BZP ha informado que realizó actividades de exploración pero éstas tuvieron lugar, según la empresa, algunas semanas después de que comenzara el fenómeno del varamiento de delfines.

Al respecto el Instituto del Mar del Perú negó que las muertes estén relacionadas con actividades exploratorias. Sin embargo, confirmó que los Estudios de Impacto Ambiental (EIA) no obligan a las empresas que operan en el mar a detallar planes de contingencia para evitar la muerte de mamíferos marinos producto de las descargas de aire comprimido a gran presión, que generan un golpe de sonido a baja frecuencia que en su radio de acción les produce daños en el oído y derrames internos.