Pasar al contenido principal

SIGUE CORTANDO MARIO SILVA

Bernardo Hernández M.

Verdaderamente nunca terminaré de asombrarme por las cosas que leo. Debería, a la edad que tengo, de estar de vuelta, pero no, siempre caigo por inocente, como dicen por allí. Antier mismo comentaba con mi media naranja que el último programa de Mario Silva que vimos, no tuvo desperdicio, verdaderamente fue un programa muy ejemplarizante, donde se develó las marramucias que la MUD podría implementar el 5 de enero cuando se instalara la Asamblea Nacional. Además alertó sobre unos falsos twitter que se estaban distribuyendo en la red y que se atribuían a Rosa Virginia Chávez, hija de nuestro comandante, donde se anunciaba la muerte de  su padre, afortunadamente el ministro de Información, Villegas, le salió al encuentro  a la infame noticia.

Ahora hoy sábado 5 de enero, leo un artículo denominado “Mario Silva y su obsesión por el chisme” de un compatriota llamado Nelson Jesús Lanz Fuentes, donde, echándoselas de Heinz Dieterich, clama por una mejoría en el programa La Hojilla por, y cito: El hombre sigue dedicado a hablar de los chismes baratos de la oposición. No me explico como el "Señor de las noches" pierde un valioso tiempo (en la televisión el tiempo es oro) el cual podría dedicar a la formación ideológica y a la toma de conciencia revolucionaria de la cual carecen una gran parte de los funcionarios del estado y la gran mayoría del pueblo que ha votado por Chávez. Mario Silva pierde este valioso tiempo haciéndonos conocer las pendejadas que escriben tantos tarados existentes en la oposición. Que si el terminator de Guayana amenazó a las hijas del presidente. Que si Aveledo envió cartas a los embajadores para decirles que si Chávez no asume el diez de Enero existe una falta absoluta. Que si frijolito y Robustiana ya no existen en la radio. Que la oposición a partir de hoy comenzará desestabilizar al país. Que el Magallanes perderá el campeonato porque lo dijo la Bicha. No sé cuántos años tiene Mario en su programa, pero la verdad es que este hombre solamente se ha dedicado al chisme y nos ha obligado a todos a ver la podredumbre de Globovisión”

¡Caramba! Este hombre destila mortal arrechera contra Silva y a lo mejor éste ni se entera, yo pienso que ni tan calvo ni con dos pelucas, Mario Silva ha hecho una encomiable labor con su programa, ha sido y sigue siendo, uno de los pocos moderadores, con todo y su carácter de bachiller marginal como él mismo se califica, que le pone todas la veces que hay una situación peligrosa en el país, el cascabel al gato. Y si a veces el programa pueda molestar  a alguien, también es verdad que su numerosa audiencia lo califica como uno de los más interesantes de la programación de Venezolana de Televisión, que dicho sea de paso, debe mejorar sus programas, haciéndolos más fluidos y radicales.

Además, el señor Lanz Fuentes exige al gobierno que sea más “informativo”, en las noticias sobre la salud del presidente, y esto me remite a una conversa que tuve hace unos días con un joven que, lamentable para él, se puso histérico tratando de hacerme ver que estábamos como quien dice, sin gobierno alguno, pues Maduro y  Cabello estaban para La Habana, tanto uno como otro (me refiero a este joven y a Lanz) se dejan llevar por el tipo de información a que los tiene acostumbrados los canales de información y propaganda, como CNN, Globovisión y los demás, que escudriñan en la vida de todos los personajes de farándula y cuando están enfermos peor, pues averiguan hasta de qué tamaño tienen la enfermedad.

Particularmente y en términos generales(por las pequeñas encuestas hechas por mí) no me siento ingobernado, ni siento que el país está en crisis como quieren hacer ver sectores de la ultraderecha, más bien siento una profunda madurez y cohesión en el pueblo, consustanciado como pocas veces, con sus representantes. Creo que debo desmentir también la opinión de Lanz cuando asevera que: “el "Señor de las noches" pierde un valioso tiempo (en la televisión el tiempo es oro) el cual podría dedicar a la formación ideológica y a la toma de conciencia revolucionaria de la cual carecen una gran parte de los funcionarios del estado y la gran mayoría del pueblo que ha votado por Chávez”, y ahí otra vez creo que se pela Lanz, en apenas 13 años el pueblo ha adquirido una conciencia política inmensa, tal vez intuitiva, pero siempre sabe qué hacer en los momentos de crisis.

Terminaré dándole un consejo que no me pidió sr. Lanz, ¿Por qué no agarra un buen libro cuando le den ganas de ver Globovisión?, le haría mucho bien a su intelecto y a su úlcera.